Etiquetar el mundo para conocerlo mejor

No podemos huir de las etiquetas porque son necesarias para conocer el mundo que nos rodea y porque nuestro cerebro conoce las cosas mediante la categorización. Por Roberto Prada.

No sin evidencia

La evidencia científica es un pilar de la medicina moderna, resultando inaceptable la aprobación de compuestos o procedimientos que no hayan demostrado su eficacia. Manifiesto de #NoSinEvidencia

¿Sabes qué es el estrés?

Averigua de dónde proviene esta palabra que mucha gente usa en distintos sentidos y qué perspectivas teóricas existen para el estudio de este complejo proceso natural y adaptativo. Por Roberto Prada.

Importancia de la metáfora en la ciencia

Es habitual pensar que solo es una figura literaria, pero todos la usamos con frecuencia y en la ciencia es importante por su valor pedagógico y divulgativo así como por su capacidad de síntesis explicativa. Por Roberto Prada.

19/5/11

Breve psicobiología básica del estrés

El término viene inicialmente de la Física y la Arquitectura para referirse a la fuerza que se aplica a un objeto pudiendo deformarlo o romperlo, de donde Selye, un médico de principios del s. XX, lo importó para describir una serie de síntomas observados en algunos pacientes que no parecían tener ninguna causa médica conocida o que se presentaban independientemente de la enfermedad que padecieran y se ganó la fama en 1950 con la publicación de Estrés. Un estudio sobre la ansiedad. Y así llegó a la Psicología, aunque su tratamiento no ha sido unívoco porque ha sido entendido de diversas formas por parte de los autores.

El Dr. Cano Vindel, presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés, explica que unos lo han planteado como reacción o respuesta del individuo y los cambios internos que en éste se producen; otros lo han usado para referirse al estímulo en sí mismo, hablando de estímulos estresantes capaces de provocar una respuesta de estrés; y finalmente, el planteamiento más completo y aceptado en la actualidad es el que entiende el estrés como una interacción entre el estímulo y el sujeto, de forma que consideremos el estrés como «consecuencia de un desequilibrio entre las demandas del ambiente (estresores internos o externos) y los recursos disponibles del sujeto» para afrontarlas.

El quid de la cuestión está en las glándulas suprarrenales y un tipo de hormonas que segregan, los glucocorticoides, siendo el cortisol, la popular "hormona del estrés", el principal de ellos en humanos y otros primates. Los glucocorticoides cuentan con receptores en prácticamente todas las células del cuerpo, así que es fácil comprender que alterar su regulación va a implicar, en la cadena de influencias, alterar todo el cuerpo. Regulan diversos aspectos del metabolismo y su liberación aumenta considerablemente en situaciones de estrés, donde son necesarios para preparar al organismo ante una amenaza.

En estas situaciones, incrementar el aporte de glucosa a las neuronas y musculatura potencia el funcionamiento de los órganos (corazón, cerebro, etc) que van a permitir que el organismo responda de manera rápida y eficaz, por ejemplo realizando un esfuerzo físico o aumentando la atención. Por otra parte, los glucocorticoides tienen propiedades antiinflamatorias ya que inhiben la liberación de diversos mediadores químicos de la inflamación. También se sabe que suprimen la respuesta del sistema inmunitario, por lo que son utilizados en la práctica clínica para prevenir rechazos en trasplantes, entre otras cosas, pero por esta misma razón la susceptibilidad a sufrir determinadas enfermedades aumenta considerablemente en estas situaciones de elevada tensión.

A grandes rasgos la cosa se inicia con la percepción del peligro, la cual es rápidamente procesada por el sistema nervioso central desde el hipotálamo, que a través de una serie de mediadores hormonales influye en la hipófisis la cual a su vez libera las hormonas que cuando lleguen a las glándulas suprarrenales provocaran la rápida liberación de glucocorticoides y catecolaminas, que realizarán su función en diversos órganos y tejidos del cuerpo. Esta estrecha relación entre el sistema nervioso y el endocrino ha hecho que cada vez sea más frecuente y apropiado hablar de sistema neuroendocrino en su conjunto.

Pero el estrés no es malo de por sí. Biológica y evolutivamente hablando, el estrés es una respuesta fisiológica que se produce puntualmente para facilitar la supervivencia ante sucesos desfavorables como la agresión de un depredador o la carencia de alimentos. Los glucocorticoides segregados por la corteza adrenal, acelerando el metabolismo, y las catecolaminas segregadas por la médula adrenal, aumentando el riego sanguíneo, preparan el cuerpo para afrontar la amenaza. El problema viene cuando esta respuesta a priori "buena" (léase adaptativa) se prolonga demasiado en el tiempo. Aquí entramos ya en el terreno del estrés psicosocial, donde las situaciones que nos producen estrés son otro tipo de cuestiones como las relaciones personales, los exámenes, la promoción en el trabajo, etc, por lo que activamos de una forma crónica una serie de procesos fisiológicos que están diseñados solamente para responder a emergencias puntuales de tipo físico.

El estrés prolongado en el tiempo, además de incrementar la vulnerabilidad a desarrollar enfermedades por la inmunosupresión que produce, puede dar lugar a muchos procesos patológicos: alteraciones cardiovasculares, digestivas, del crecimiento, infertilidad e incluso daños en el sistema nervioso, pues se han identificado receptores neuronales para glucocorticoides en estructuras relacionadas con la regulación de procesos tan diversos como la neurogénesis, el aprendizaje, la memoria y la toma de decisiones. En casos extremos, un nivel muy elevado de glucocorticoides bloquea la neurogénesis en adultos y produce muerte neuronal.


Lecturas y enlaces:

Fundamentos de Psicobiología, VVAA, Sanz y Torres, 2009.
Estrés - Wikipedia
Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés

1 comentario:

aina dijo...

Hoy en día...estamos todos un poco estresados y a los que no lo están se les llama "deprimidos".

Muy instructivo tu post.

 

Directorios


imagen
Directorio de blogs en España Booster Blogs The House Of Blogs, directorio de blogs Directorio de blogs Directorio de blogs Directorio de Blogs

COLABORACIONES

Premios personales